logo pagina principal

Gastronomia

1Al igual que el cabrito merece una mención especial el queso de cabraelaborado con la leche de las cabras que pastan extensivamente en el término municipal, desde el Tietar hasta la Sierra de Gredos, y que puede degustarse fresco o curado y solo o aliñado con el pimentón producido en los exclusivos Sequeros de Pimiento de Candeleda”, elementos patrimoniales únicos en el mundo. El queso de cabra de Candeleda se elabora con leche entera o pasteurizada a la que se agrega el cuajo producido por la propia cabra. Se obtiene así una cuajada compacta a una temperatura aproximada de 32ª C. Una vez moldeado se prensa para eliminar el agua y se termina con el salado y escurrido del producto obtenido. Este tipo de queso se puede consumir fresco, curado o recubierto de pimentón, siendo los sabores, los aromas y las sensaciones experimentadas por aquel que tiene el placer de paladearlo completamente diferentes.

 

En relación con los platos tradicionales candeledanos hay que citar también el  magro con pimientos(carne de2 cerdo con pimientos cornicabra que le dan un sabor y un aroma único e inconfundible) y el tasajo (carne de cabra desecada y aderezada con pimentón).

La base para la elaboración del magro con pimientos es la carne fresca de cerdo. Antiguamente los cerdos eran cuidados y alimentados por los candeledanos/as con el fin de proceder a la matanza del mismo una vez hacían su presencia los fríos del invierno, pues las bajas temperaturas y las heladas son imprescindibles para la curación de los productos derivados del cerdo que, bien solos, o bien formando parte de guisos como, por ejemplo, el cocido de garbanzos cultivados en el propio territorio a los que se le añadían chorizo, morcilla, tocino, etc., eran utilizados durante el año como base de la alimentación de la familia,  Algo semejante ocurría cuando se cocinaban platos de cuchara a base de judías, carillas o lentejas.

 

3También goza de prestigio por su calidad el cordero lechal de Candeledade raza Castellana o Churra nacido de ovejas que pastan extensivamente en el término municipal  en las zonas de menor altura del mismo, sobre todo en El Llano y en los aledaños del Tietar. Alimentado con leche materna es sacrificado antes de los 30 días de haber nacido, con un peso no superior a los 12 kilos. Su carne se caracteriza por ser muy tierna, de gran jugosidad y textura muy suave. Se puede encontrar en fresco en algunas carnicerías de la Candeleda que comercializan los corderos que ellos mismos producen y se puede degustar en la mayoría de los restaurantes de la localidad, asado, en caldereta o frito.

 

Aparte de la materia prima de primera calidad del cabrito y del cordero producido en la zona, son de4vital importancia las cualidades de los productos utilizados para su aderezo y cocinado. En Candeleda, y al igual que sucede con el Pimentón, se produce un Aceite de Oliva de gran calidad, fruto de los olivos cultivados familiarmente desde hace siglos. El proceso de obtención del aceite es artesanal y mediante el mismo se obtiene una aceite de oliva con un grado de acidez variable, que va a depender mucho del origen del fruto, y que puede oscilar entre 0,2 y 4 grados -, pues no hay que olvidar que en Candeleda se pueden encontrar olivos en fincas situadas a distintas alturas y con formas de cultivo diferenciadas (en bancales, en llano, en ladera…)  y por tanto con diferencias en cuanto a la humedad, a las horas de insolación, etc., lo que da como resultado la producción de aceitunas con características desiguales-. Es un tipo de aceite que conserva inalterable todas las propiedades químicas, biológicas y organolépticas de la aceituna y  que ofrece una gama de aromas y sabores característicos y diferentes a las carnes, las salsas, los guisos, y las ensaladas.

 

En repostería destacar las roscas de San Blas, las magdalenas, los mantecados, las perrunillas, lasflores, los tirabuzones y los churros de boda, productos  que elaborados de forma tradicional, tanto por las panaderías locales como por los propios vecinos,  gozan de gran prestigio.

5

Durante los meses de otoño e invierno también se pueden comprar y degustar setas y hongos de todo tipo recolectados en el propio término municipal, entre los que se pueden destacar los níscalosrecogidos en los vastos pinares locales. También se pueden adquirir otras variedades frutícolas de temporada que generalmente son comercializadas de forma directa por los propios productores, como las castañas (imprescindibles para “la moragá”, celebración lúdica que se lleva a cabo  el día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos), las granadas, y un sinfín de variedades más.

6